Archivo | Publicación ampliada RSS feed for this section

Sin título

4 Nov

dsc_00351-1dsc_00361

 

-Alejandro Betancur

Sin título

4 Nov

dsc_0123-2dsc_0153-2dsc_01581-1

 

-Paula Hernández/Laura Beltrán/Víctor Gómez

Un día especialmente dulce

28 Oct

Ninguna novedad,

una jornada suave

el trabajo será hacia la media mañana

escucho un revuelo;

¡maravilloso comeremos ponqué!

excelente selección: chocolate y arequipe.

Día en calma,

dulce como un bizcocho.

Se acerca a mí, con esa voz de megáfono

a avergonzarme, momento amargo

como limonada reposada.

solo pude responder -está bien-,

pero quisiera haber dicho: que usted

es el personaje del cuento más ruin.

Su temperamento

es como el de un recién nacido.

Su carácter es tan inestable

como la nitroglicerina.

Gran personalidad, como un canelazo

parecía el más dulce bocadillo

resulto todo un engaño, una arepa sin queso.

Su familia estará conformada por la bruja de Blair

frio es su padre.

Eso puede explicar lo tosco de su actuar

¿quién podría ser normal con una familia así?,

criarse correctamente en medio de tanta hostilidad.

Lo que queda claro es que cuando estudió

tuvo tiempo para cultivar su mente

pero nunca su manera de ser

descuido lo más importante.

Dragón de comodo;

no quisiera estar tan cerca

un poco de su saliva podría infectarme.   

Corto su discurso;

pero letal como un puñal de acero,

pero tranquilo no se disculpe

ya que eso podría exponer su lado más humano.

La luz podría calcinarlo

Al quitarse su disfraz del conde Contar,

más bien, no cuento con eso

porque seguramente no va a pasar.

-Laura Camila Bolívar

Sin título

28 Oct

received_1176634622374692

 

-Jeison Preciado

Madrazo

28 Oct

Usted,
es el ser más vil, despreciable, ruin, engreído, presuntuoso y petulante;
ni siquiera se le puede catalogar como persona.

Es lo más desagradable que he podido conocer,
no existe nadie igual.

Sanguijuela, vividor, mentiroso.

Usted es el culpable y el responsable por lo que pasó.
Estoy segura que fue usted quien lo hizo con ayuda de su corrompida progenitora:
ustedes dos llegaron a su vida y la jodieron,
le mintieron, la envenenaron y ahora:
no está.

Usted jugó con ella, le quitó toda su vitalidad y cuando ya no pudo sacar más,
la abandonó y se burló.

Aprovechado, abusador, parásito.

Sólo le pido a la vida que le devuelva a usted
el mal que le hizo.

Descarado.

-Jessica Santos

Aburrida melodía en cuatro cuartos

28 Oct

Intento encontrar una conversación, viaje tras viaje. No sé si la entrada trasera del transporte público es la más asocial, pues realmente no se oyen voces.

Miro a mi alrededor; la conversación ya no es voz a voz. Oigo el golpeteo de los dedos sobre las pantallas de los celulares:

4/4:      Tac    Tac     Tac    ___  |   Tac  Tac  Tac  Tac |  ___  Tantan Tantan Tantan | ____  ____  ____ ____|

4/4:      Tac  Tac   Tac  Tac | Tacataca Tacataca Tacataca Tac| ___ Tac  Tac  Tac |___Tantan  Tacataca Tac  |

En un lado, una risa tímida; en otro, el susurro de alguien grabando una nota de voz. Todos conversan con su celular y la aparente persona que está al otro lado del chat. Son conversaciones “simultáneas” y bastante “profundas”:

Chico: ¡Hola! 6:15 am

Chica: ¡Hola!    6:15 am

Chico: ¿Cómo estás? 6:16 am

Chica: Bien .  ¿Y  tú?    6:16 am

Chico: Bien. ¿Y qué más?     6:16 am

Chica: Bien.     6:16 am

Chico: ¡Ah bueno! ¿Y qué más?      6:17 am

Chica:     6:25 am

Ya no hay nada más que decir, supongo.  Es muy aburrido espiar conversaciones, si son como estás. Creo que mejor, miraré por la ventana.

-Angy Martínez

Se cagaron y no fue de la risa

28 Oct

I

Salga del recinto en el que se encuentre, a continuación, diríjase a la estación de Transmilenio más cercana. Ingrese, coloque la tarjeta/pasaje sobre el lector y avance hasta encontrar la puerta de parada de la ruta F19, si en la estación en la que se encuentra no se incluye esta ruta, por favor trasladarse hasta una estación que sí la incluya. Aborde el autobús y posiciónese en el mejor lugar que le sea posible (si es que hay espacio). Luego de completar el trayecto, desembarque en la estación Marsella, ahí verá completado su recorrido.

II

Salgo de la academia a la 1 p.m. como es costumbre, llegamos con Liz a la estación y veo dos F19, Liz dice: toma ese, o el siguiente, yo le respondo: descuida, mujer, no tengo tanta prisa (gran error, Gabriel). Después de unos minutos, llega el otro bus y me embarco en él con la esperanza de llegar en los veinticinco minutos de siempre. Al llegar a la estación de la calle treinta y nueve, el conductor desciende la marcha y se detiene por varios minutos (algo pasa y este man no dice nada), después de otro rato, el tipo por fin dice que no puede continuar, adelante está el otro diecinueve, súbanse en ese, dice él. Se abrieron las puertas del bus, pero no las de la estación, y el animal que está del otro lado (empleado de Transmilenio) dice: por aquí no se pueden bajar, esta no es su puerta, mientras balbucea el otro F19 nos deja atrás. Luego de “ubicarnos en nuestro lugar”, bajamos todos del bus y me dirijo a buscar un ruta fácil para ir a la estación de Profamilia y retomar así, mi viaje en otro F19. Luego de llegar a Profamilia, camino hasta la puerta del diecinueve, y al llegar, empiezo a sentir ese fétido olor producido por los intestinos de algún inculto cochino de mierda, el man que llega atrás de mí dice: uff, ¡se cagaron! (y no fue de la risa, diría mi hermana). Después de aguantar la respiración por varios segundos, llega el tan esperado transporte, lo abordo, y así continúo mi trayecto a casa, con un retraso de no sé cuánto maldito tiempo.

-Gabriel Peña

¿De qué sirve?

28 Oct

de-que-sirve-un-artista

 

Angie Carolina Linares

Villana sin culpa

28 Oct

Mi querido pueblo tengo que confesar que a pesar del súper poder que me apremia no me siento en la obligación de cuidarlos; no sólo porque he perdido la fé en la humanidad sino porque he sido contagiada por la paranoia.

Me convertí en un blanco fácil para las personas que aparentan ser de mi escuadrón, han descubierto  de cierta manera mi debilidad humana, lo frágil que puedo llegar a ser por confiar en ustedes.

Por esta razón no piensen en mí como su heroína, no se ilusionen; he salido al mundo no para protegerlos sino para que vean en mi campo magnético un escudo de defensa propio.

Podrán verme transitar sin el miedo a que los ataque a menos de que su inexcusable inestabilidad por violentar al otro, sea más grande que el respetar mi espacio.

Si pretenden lastimarme, quiero decirles que la ira que dirijan hacia mí, será devuelta con mayor fuerza… recuerden que no pueden tocarme.

-Angela Carvajal

Ella se lo buscó

14 Oct

whatsapp-image-2016-10-12-at-9-00-05-am whatsapp-image-2016-10-12-at-9-00-05-am-1 captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-9-16-34

captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-9-17-11

Lina García y Valentina Trujillo