17 Sep

*

 

Cada recuerdo ha sido aprisionado en un espacio. Este intento de separarlos de mi cuerpo ha terminado por fragmentarme en mil pedazos sin poder tener la oportunidad de volverlos a construir.

Encierro, construyo, sello. Las impresiones se niegan a habitar esos espacios pero, aún así, los recorren, los impregnan, se filtran por los hoyos siniestros de la ambivalencia de su esencia.

He repasado el plano, las imágenes intentan reemplazar el cuerpo olvidado, el cuerpo ausente del pasado que construyó cada una de esas impresiones imposibles de borrar. Se planea la escena, se reconstruye, se intenta pero finalmente se fracasa.

¿Cómo podría este cuerpo adulto revivir lo que alguna vez otro cuerpo vivió? La fotografía se presume de lo veraz que pueda ser, ¡intento ficticio de trasparencia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: