Dolor común

23 Abr

Entre los individuos poseedores de una realidad exclusiva, particular y única producto de su historia, de su vinculación y de sus estructuras psíquicas, la vivencia de situaciones traumáticas a nivel de lo social, hace que en ocasiones se ponga en juego la continuidad del individuo en sí mismo. Así pues, pensarse lo traumático como artilugio de la construcción social es remitirse a la propuesta de Silvia Bleichmar (1985) al dilucidar la catástrofe como aquello en donde se colectiviza el trauma individual, dado que constituye en sí mismo un proceso de socialización por así decirlo, de la realidad traumática particular que encuentra eco en el otro que también la padece y que resulta afectado por dicho proceso, aunque difícilmente en grados símiles.

Por tanto, si hemos de pensar en lo social desde la perspectiva catastrófica como realidad de cohesión a partir del dolor, valdría la pena preguntarse hasta donde la catástrofe como entidad debería permitirse y hasta donde omitirse.  Dado que la catástrofe es de naturaleza social, surgen elementos inquietantes al plantearse qué tan sana resulta una sociedad que se naturaliza ante el elemento del dolor y la pérdida, qué tanto sentido tendrá para la reconstrucción psíquica de los individuos el partir del dolor común. Empero, es posible pensarse la catástrofe social como un espacio para la construcción de nuevos vínculos desligados de lo traumático, aunque se parta del traumatismo en un principio.

No obstante, remitirse a la naturaleza de lo doloroso del individuo, desde y hacia la perspectiva del dolor en común con otro nos demanda reflexiones mas profundas, principalmente aquellas que dan cuenta de la habituación a la catástrofe dado que pareciera existir cierta resistencia social al reconocimiento de la misma, salvo cuando en casos notoriamente ruidosos resulta imposible el acallarla.  De otra parte, el preguntarse por los actores de la catástrofe, mas allá del rol de victimización para quienes la padecen, implicaría el mirar quien  o quienes resultan responsables y en qué medida, dado que ciertas catástrofes pudiesen ser prevenidas y qué tipo de ganancia obtiene una sociedad que omite señales y/o anuncios de tales eventos.

En este hecho no se puede caer en la simplicidad de enunciar el discurso a partir del rol de aquellos que deben y están en capacidad de hacer o decir algo para prevenir la catástrofe, posicionándoles en un lugar de victimarios, aunque en muchas ocasiones dichas medidas estén marcadas por pagos simbólicos un tanto cuestionables a la moral de la cultura.  Es por tanto imperante hacer la lectura completa del ejercicio discursivo ya que si existe un elemento victimizador, este ha de dar cuenta de una víctima, que en la mayoría de los casos no resulta inocente de la realidad que le acontece.

En tanto que la catástrofe tiene naturaleza social, y dicho sea de paso casi siempre contiene un elemento de predictibilidad, resulta tan responsable de esta realidad quien la padece por omisión (en muchos casos voluntaria), como quien la enfrenta por accidentalidad, ya que es el significante de la pulsión entendida desde lo tanático, lo que pone en juego al sujeto en el ejercicio diario de vivir.

Finalmente, si hemos de hacer la lectura reflexiva de esta dualidad discursiva tanto víctimas como victimarios, no pueden, ni deberían ser menospreciados ubicándoles simplemente en la categorización un tanto arbitraria, dado que el goce es un elemento presente en las dos caras de la misma moneda, siendo el dolor, la pérdida y el reconocimiento mismo del rol un elemento de ganancia, el cual se hace visible cada día mas en nuestra realidad nacional, tal y como lo expresaría un diario famoso hace un par de años atrás: “en Colombia ser víctima es un negocio lucrativo”.

 

-Claudia Barrero.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: