La Fe

4 Mar

Desde las diez y media de la noche hasta media hora después de la media noche, FUEGO.

Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, no de los filósofos ni de los letrados.

Certidumbre, sentimiento, gozo, paz.

Dios de Jesucristo.

Dios de Jesucristo.

El mundo olvidado, todo excepto Dios.

“Oh justo Padre, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido” (Juan 17:25).

Alegría, alegría, alegría, lágrimas de alegría.

 

La descripción del suceso revelacional que    experimenta Pascal me interesa, no sólo por tratarse de un momento moderno de zarza  ardiente, sino precisamente  por el cuidado que se toma de constatar con el reloj cuánto tiempo transcurre en  medio de semejante experiencia. No sólo se le ha revelado el Dios del Antiguo sino también el del Nuevo Testamento. Durante un suceso de tal magnitud el mundo, por supuesto, es olvidado. Pascal, al igual que Moisés, definitivamente ven; la experiencia trascendental que determina su camino en la fe está marcada por una visión. Sin embargo la fe es definida en la Biblia como certeza de lo que se espera, convicción de lo que no se ve, entonces pareciera que sí vieron pero que así mismo algo permaneció oculto tras esa visión. Vieron sin  ver, pero vieron y eso fue definitivo.

Los militantes del arte moderno tuvieron la necesidad de redactar sus manifiestos, no sólo como documentos programáticos, sino también como evidencias de su fe inquebrantable. No importaba si se militaba en una u otra vanguardia, se debía estar convencido de que lo que el texto rezaba era cierto. Difícilmente hoy encontraríamos evidencias de la fe contemporánea en manifiestos como los de ellos pero no por una cuestión de incredulidad creciente, sino por buscar en el lugar errado. La fe es algo que penetra a toda sociedad hasta sus raíces, cambian los depositarios, la proporción y las manifestaciones de la misma, pero la fe continua presente como lo estuvo en ese hombre en medio del desierto frente a un arbusto en llamas sin consumirse. El arbusto ardía y el testigo se descalzaba. Pascal atinó a decir FUEGO, FUEGO mientras era atravesado por la certidumbre, el gozo y la paz. Ignoraremos para siempre qué estaba viendo. Pero veía.

Suponemos que  vemos más que cualquier otra generación que haya vivido en este planeta. Cada dispositivo de visión ha ampliado, no sólo los puntos de vista, sino también la posibilidad de esta y ha aportado su respectiva cuota de fe,  entre más vemos más creemos.  La trascendencia de las visiones permanece relativa a quien la experimenta, vemos el féretro de Michael Jackson y creemos que él está ahí, asesinado por su médico personal. Vemos las torres  del World Trade Center caerse y creemos que Osama Bin Laden lo planeó y ejecutó. Recuerdo que en EL TIEMPO, días después de este suceso, apareció la fotografía de las llamas y las columnas de humo de una de las explosiones y había quienes aseguraban ver la cara del diablo saliendo de entre ellas. Vemos, o mejor, no vemos el cadáver de este asesino y creemos que por fin lo capturaron y dieron muerte y que ahora el mundo es un lugar más seguro. Vemos los golpes y la sangre en el rostro de Muamar el Gadafi  y creemos que la democracia venció.  Vemos a Petro y su imagen de Progresistas en el Palacio Liévano y creemos que los corruptos pagarán. Vemos a Santos  en la presidencia y creemos que Uribe dejó de Gobernar. Vemos filas de hombres entregando armas y creemos que algún gran frente se desmovilizó. Vemos  y creemos pero ¿en realidad vemos? o ¿creemos que vemos?.

No es más visible esta época que las anteriores, no somos la generación de la visión, más bien la de la credulidad. La verosimilitud de algo no consiste solamente en la visión de eso que se aparece ante nuestros ojos, sino en que permanezca oculto aquello que lo desmienta.

 

-Luis Alfonso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: